Central de mascotas

Bombay

gato

Origen

La historia de los gatos Bombay se inicia hace pocos años en Estados Unidos. Más concretamente en Kentuky, en la década de los 50. La raza Bombay es el resultado del cruce entre los hermosos gatos burmeses de tipo marrón y el ejemplar negro del gato americano de pelo corto o Shorthair. En la década de los 70 la asociación felina de CFA la reconoció como raza y se realizó el estándar correspondiente.

Ficha

Peso: 3-5kg

Pelaje: Corto

Temperamento: Tranquilo

Tamaño de raza:

Carácter:

Salud:

Aspecto

Anatomía felina

Cabeza: La cabeza es redondeada, corta y ancha. Los contornos no muestran ningún ángulo puntiagudo. El perfil es claramente encorvado, el mentón y la mandíbula inferior firmes.

Orejas: Las orejas son de talla media y ligeramente inclinadas hacia delante, son amplias en la base, las puntas ligeramente redondeadas, bien separadas.

Ojos: Los ojos son grandes, redondos y bien separados, de color cobre a dorado, el color cobre es preferido.

Cuerpo: El cuerpo es mediano y muscular, no grueso ni alargado, muy pesado.

Patas: Las patas son de tamaño medio, pies redondeados.

Cola: La cola es de tamaño medio, recta, gruesa, con la punta ligeramente redondeada.

Pelo: El manto es muy corto, fino y de textura sedosa, pegado al cuerpo, tiene un color negro lustroso.

Carácter:

  • Tranquilo
  • Parlanchín
  • Inteligente
  • Sociable
  • Cariñoso
  • Afectuoso

Salud:

Anatomía felina

TRICOBEZOARES: Hay que cepillarlos una vez a la semana para evitar padecer de bolas de pelo en el aparato digestivo.

Cuidados específicos

  • Suelen ser bastante voraces con la comida, por lo que habrá que cuidar su dieta y vigilar su alimentación para evitar que el animal engorde.
  • Por la forma de su cuerpo y su forma de ser es un gato ágil y que adora estar en sitios altos. Así mismo le encanta jugar, trepar y cazar.
  • No soportan demasiado bien la soledad y constantemente buscan el contacto y el cariño de sus dueños, a quienes son extremadamente fieles.

Curiosidades

  • La intención principal de la criadora Nikki Horner era crear un gato parecido a una pantera, de pelo negro, corto y brillante. Para ello, se inspiró en su pantera preferida, el leopardo negro de la India Bagheera, de "El libro de la Selva", la famosa película infantil de Disney.
  • Es muy inteligente; aprenderá con facilidad pequeñas acrobacias y órdenes sencillas como traer objetos o saltar a nuestros brazos cuando se lo pidamos. Podremos sacarlo a pasear con correa, no suelen ofrecer resistencia al arnés.