Central de mascotas
  1. Home
  2. blog
  3. la-tendencia-creciente-de-los-cafs-de-gatos

La tendencia creciente de los caf

27-02-2018
La tendencia creciente de los caf

El pionero

En 1998, el primer café de gatos en el mundo abrió en Taiwán, llamado Cat Flower Garden. El premiso se centraba en tomar un café, pero alrededor de un montón de gatos. De hecho, los propietarios insisten que no fueron los primeros de tener gatos en un café, pero fueron los primeros a ser tan popularizados a través de los medios de comunicación. Al principio, nadie le interesó y el negocio no tuvo muchos clientes, hasta que un canal de televisión hizo un reportaje sobre el café. Lo que todavía diferencia este café de los demás, es que no compran los gatos ni tampoco están disponibles para adopción.

Rápidamente, el cat café en Taipéi llamó la atención de sus vecinos japoneses. Tras poco tiempo, Cat Flower Garden se volvió famoso y el turismo al café se incrementó, no solo de japoneses sino también turistas de todo el mundo. En seguida, un café llamado Neko no Jikan (Tiempo de gatos) abrió en Osaka, Japón. Entre 2005 y 2010, 79 cafés abrieron por todo el país. Ahora, los cafés de gatos son bastante comunes, con aproximadamente 60 en Tokio solo. Parte de su popularidad se atribuye a la prohibición de mascotas en apartamentos, encima de la vida solitaria y estresante en las ciudades.

Expansión a Europa

Eventualmente, el concepto llegó a Europa en 2012. Café Neko se estableció en Viena, Austria. Hay una leyenda local que cuenta la historia de que el primer café de gatos en el mundo fue establecido en Vienna en 1912, pero cerró sus puertas dos años después. La historia incluso insta que Lenin fue un cliente por un corto periodo en 1913 durante su exilio. Según el cuento, cerró pronto después del comienzo de la Primera Guerra Mundial.

En 2013, el primer café de gatos español, La Gatoteca, abrió; este café madrileño es sede social de la ONG para la adopción de gatos. Y en estos últimos años, dos cat cafés se han abierto en Barcelona. Los dos se encuentran en Gràcia: Espai de Gats y Freud.

Hoy en día, prácticamente todos los países tienen por lo menos un café de gatos, y se va expandiendo aún más.

Llega a Latinoamérica

La Gatería está ubicada en la colonia Roma Norte de la Ciudad de México, y utiliza las ganancias para ayudar al rescate de animales. Todos los gatos en el café están en adopción. En Tijuana, hay otro café de gatos, Bastet Café, que abrió en 2015.

Otros animales

Con tantos cafés de gatos establecidos, los negociantes han tenido que buscar un punto de venta único, entonces el concepto se ha ampliado a incluir otros animales. Por ejemplo, cafés de conejos también son comunes en Japón, y un café añadió cabras para proponer un elemento diferente de los demás. Hay cafés de perros, pájaros, serpientes, erizos, ovejas y lagartos.

¡Existe un café para cualquier gusto! ¿A cuál te gustaría ir?