Central de mascotas
  1. Home
  2. blog
  3. el-dilema-de-las-vacaciones-canguro-o-residencia-para-mi--perro

El dilema de las vacaciones, canguro o residencia para mi perro

30-04-2018
El dilema de las vacaciones, canguro o residencia para mi perro

Si tenéis mascota seguro que habéis pasado por el horrible momento de tener que irte de
vacaciones y no poder llevarte a tu perro, o bien porque en el hotel no lo admiten, o bien
porque no quieres someterlo al estrés de un avión, en fin, hay muchos factores. Y entonces
te asaltan las siguientes dudas: ¿canguro, residencia canina, familiares, amigos? ¿Dónde
estará mejor? ¿Qué opción elijo?
No te agobies, a continuación te despejamos estas dudas. La elección del lugar donde dejar
a tu mascota dependerá del carácter de la misma.
No existen opciones mejores o peores, obviamente la mejor sería llevártelo, pero si no
puedes, lo mejor que puedes hacer es elegir donde se hospedará durante tus vacaciones en
base a las características de tu mascota. Apunta.

1. Si tu perro es asustadizo hay que ir con cuidado porque son más sensibles a los cambios,
se sienten seguros en su ambiente y se muestran vulnerables si los sacas de esa zona de
confort. Por ello, en este caso, tal vez la mejor opción sería recurrir a amigos o familiares
que el perro ya conozca y con los que se sienta a gusto. Con esa gente que entienda que tus
amigos son los suyos también.
2. Si le estresan las separaciones o se pone nervioso ante ese tipo de situaciones, cuando no
te ve, tal vez la mejor opción volverían a ser familiares o amigos que lo conozcan y
entienda esa ansiedad que le provoca. A ningún perro le gusta separarse de su dueño. Lo
ideal sería antes de irte de vacaciones ir dejándolo ratitos con esa persona para que se vaya
acostumbrando.
3. Si rehúye a otros perros. Aunque los perros acostumbran a ser sociables, los hay que
prefieren a las personas. Si tu perro es poco sociable con otros de su especia, está claro que
la opción de residencia queda descartada. Entonces seguiríamos con el trato
"individualizado" y habría que asegurarse de que estuviera cuidado y rodeado de personas
(canguro, familia, amigos...)
4. Si por el contrario rehúye a las personas, una residencia canina será una opción genial.
Además acostumbran a estar todo el día jugueteando con otros perros, vamos, que se podría
decir que casi ni te echará de menos.
5. Si tienes un perro deportista que necesita quemar mucha energía, razas como por ejemplo
Border Collie, sería una buena opción contratar un cuidador que le guste el deporte y al que
no le importara hacerlo acompañado de un perro.
Esperamos que te haya ayudado, pero de todas formas te damos unas últimas claves: el
boca a boca y preguntar en el veterinario.