Central de mascotas
  1. Home
  2. blog
  3. Consejos-para-un-bao-seguro-y-agradable-para-tu-mascota

CONSEJOS PARA UN BAñO SEGURO Y AGRADABLE PARA TU MASCOTA

20-12-2017
Consejos para un bao seguro y agradable para tu mascota

El baño es una parte importante del cuidado de nuestra mascota. La mayoría de nuestros animales conviven en el mismo espacio de casa que nosotros. Debido a esto, es importante mantener una higiene adecuada, tanto para nosotros, como para ellos mismos

Es importante que acostumbremos a nuestra mascota desde pequeño al baño para que no resulte un momento traumático. Debemos elegir el lugar donde lo vamos a bañar con más frecuencia. (Bien sea un patio o jardín en verano o la bañera de casa en invierno). Una vez decidamos el lugar, podemos llevar a nuestro perro o gato ahí, y asociarlo con algo positivo dándole premios, bien en forma de chuches o caricias. Sin embargo, no hay que bañarlos con demasiada frecuencia. Si bien el baño es algo importante, no es algo de lo que debamos abusar a no ser que sea por prescripción veterinaria. Si mantenemos la higiene de nuestro perro mediante un cepillado rutinario, podemos bañarlo aproximadamente una vez al mes. Si abusamos del baño, podremos destruir la barrera protectora natural de la piel de nuestras mascotas, provocando que produzcan más grasa y malos olores en pelo y piel.

Usar productos adecuados ya que el pH de la piel de los perros no es el mismo que el de las personas. Por este motivo, utilizar champú de uso humano puede ser muy perjudicial para ellos. Estos champús pueden desequilibrar el pH de nuestra mascota y provocar caída de pelo, picores, dermatitis, etc. Existen numerosos productos específicos para mascotas que se dividen dependiendo del tipo de pelo o color de pelo del animal. En Central de Mascotas encontrarás una gran variedad para que puedas elegir el que más se adapte a tu mascota.

Utilizar agua templada, los perros tienen una temperatura corporal superior a la nuestra. Si utilizamos agua caliente podremos dañarlos. Lo ideal es que esté tibia, sin llegar a estar demasiado caliente ni fría. Tener precaución con ojos y oídos cuando vayamos a bañar a nuestra mascota para que no le entre agua y jabón. Si cada vez que lo bañamos le entra agua en los oídos podemos causarle otitis. Seguidamente secar adecuadamente, esta parte es importante sobre todo en cachorros y en épocas de frio. Si dejamos a nuestro perro húmedo, podemos provocar una bajada de defensas y que enferme. Lo mejor que podemos hacer es quitar el exceso de agua con una toalla, y a continuación, si hace frio o nuestro perro es cachorro, secar con secador. El secador lo debemos utilizar con aire frio y a una distancia prudente del cuerpo de nuestra mascota. Si lo acostumbramos desde pequeño a su uso, será más sencillo para nosotros. Hay que cepillarlo bien tras el baño, sobre todo en perros de pelo largo es muy importante cepillar. Haciendo esto, podremos quitar los nudos que se hayan podido formar y el exceso de pelo muerto que pueda tener.